“Cualquiera que sea tu historia, bienvenido. Has emprendido un largo viaje hacia la honestidad sexual y la revelación personal. Puede ser un camino arduo, pero es el único modo de conseguir lo que deseas. En el decurso, te parecerá que hay un montón desalentadoramente grande de conocimientos que aprender; no te deseanimes. El Amo más perverso del mundo, la Dómina más imaginativa, empezaron igual que tú hoy: curiosos, excitados y algo inseguros.”
Pat Califia,
“SM. Los secretos del sadomasoquismo”

viernes, 1 de marzo de 2013

Varieté de la cybersumision

Leyendo un poco el foro Club Sumisión me encontré con este hilo que tiene dos vertientes de la cyber sumisión que me gustaría compartirles http://www.clubsumision.com/hablemos-de-bdsm/4775-como-ser-cyber-sumisa-y-no-morir-en-el-intento.html se llama como ser cyber sumisa y no morir en el intento:

La vertiente divertida... todo lo que te puede suceder cuando menos lo quieres...

Publicado por arcilla el 24/07/2006



Cómo ser cyber sumisa y no morir en el intento
O "aventuras y desventuras de una cyber sumisa novata"...

A María la idea de convertirse en cyber sumisa le daba más risa que otra cosa... y encima le parecía lo más fácil del mundo... hasta que empezaron las primeras instrucciones...

- No podía masturbarse y mucho menos correrse hasta que no dispusiera de cam y Él lo autorizara... vale, perfecto, ningún problema, total no iba a ser muy diferente a los innumerables días que no lo hacía... claro que había una pega... Él tenía su teléfono... y dos o tres veces al día la llamaba... y la excitaba. Y por las noches, le hacía leer relatos sobre dominación y escribirle un correo acerca de los que más la habían excitado y por qué... a los dos días ya empezó a suplicarle que la permitiera correrse, a lo que Él invariablemente respondía "quizás te lo permita cuando te vea por cam"... y ella, que siempre se había masturbado las veces que le daba la gana y ahora no podía hacerlo... y que estaba excitada desde que se levantaba hasta que se acostaba... siempre mojada y con el clítoris y los pezones inflamados... se apresuró a comprar una cam.

- Cuando compró la cam y la instaló... se desnudó ante Él, por y para Él... y mostró su cuerpo separada de la cámara... y puso la cam fija en sus pechos... y le enseñó su sexo de todas las formas posible... y cuando se sentó en la silla... solo era consciente de su deseo de complacerle... hasta que al apagar el pc y levantarse de la silla.... la encontró mojada, manchada por sus jugos... y a las tres de la mañana, tuvo que ponerse a limpiarla... eso sí... esa noche podía correrse... ni que decir tiene que a partir de ese día, una toalla mantenía limpio el asiento de la silla.

- Sus primeras “marcas” fueron escribir en sus pechos la palabra “PUTA”, en su tripa “PERRA” y en su sexo “AMO ......”, con un pintalabios rojo... qué erótico... qué imagen... que bonito... y cuando le dijo “esta noche dormirás así”... ummmmmmmm qué suya se sentía... que excitante... qué sensación de sentirse de su propiedad... y qué vergüenza descubrir por la mañana que la pintura está en las sábanas... y que le tocaba lavarlas de nuevo a pesar de que las habías puesto limpias el día anterior... solución: escribir con un rotulador.

- Un día, sin previo aviso, (como suele ser normal), llega el momento de empezar a entrenar el culito... a falta de otra cosa, coges una tacita de aceite para lubricarlo... te pones de pie y de espaldas para que tu Amo vea todo lo que haces... y te pasas los primeros minutos pendiente de que la cam proporcione una buena imagen de tu culo, porque puede pasar que... si te mueves sin querer, te salgas del ángulo justo en el momento más inoportuno y tengas que comenzar de nuevo, y además tienes que estar pendiente de leer en la pantalla las instrucciones, por lo cual, no vendría mal unos ejercicios para desentumecer el cuello o te quedarás mirando para atrás un buen rato. Una vez proyectado el ángulo, mojas tus deditos en aceite y empiezas a lubricar el ano... te vas relajando... y vas metiendo un dedito despacio... una falange... dos falanges y... ups, un submarino que intentas esquivar como buenamente puedes... o lo sacas con disimulo... o te mueres de vergüenza y humillación diciéndole a tu Amo que has encontrado “algo” inesperado... María tuvo suerte y a pesar de tener que aguantar las carcajadas de su Amo, pudo refugiarse en el cuarto de aseo y con las instrucciones que había recibido, hacer una limpieza interna... eso sí, tuvo que repetir la sesión hasta que salió bien... lo malo fue que con los nervios... no había tenido en cuenta que después iba a tener que escribir y que sus deditos estaban llenos de aceite... así que para la siguiente vez, ya tuvo la precaución de tener siempre preparadas unas toallitas húmedas.

- Cuando el culito ya está más o menos “adiestrado”... llega la hora de disfrutar... el Amo está satisfecho y decide premiar a su sumisa... la hace poner de pie... acariciarse... la va excitando con sus palabras... le ordena lubricar su culito y meterse dos deditos mientras sigue acariciándose el clítoris... que se meta también dos dedos en la vagina, ummmmmmmmm... la sesión va subiendo de tono... apenas eres capaz de leer presa de tu propia excitación... todo va sobre ruedas hasta que... pluff... la cam se corta y lees en mayúsculas “PON LA CAM, PUTA”... y tu dices mentalmente... si claro, haber como si tengo dos dedos en el culo y dos en el coño... porque claro... NO PUEDES SACAR LOS DEDOS SIN LA ORDEN DE TU AMO... y si puedes... aún no lo sabes y el temor al castigo pesa más que los fallos informáticos... y justo ahí... es cuando la sumisa demuestra sus dotes de contorsionista para mover el ratón hasta el sitio adecuado y dar al enter con el codo... toda una proeza, creedme, que te manda la líbido a donde yo os diga... ante el descojono de tu Amo si tienes la suerte de que tenga un gran sentido del humor.

- Y la casa para ti sola durante tres horas... tu Amo que se conecta con tiempo de sobra... y empiezas la sesión... sesión que transcurre plácidamente... las gomas en los pechos, pinzas... cera... está resultando genial... y después de ni se sabe los días... estás a punto de correrte como una posesa... y suena el timbre... y pensando que tu hija regresa antes de hora... apagas la vela precipitadamente, te vas poniendo una bata que siempre dejas a mano para las “incidencias”, escondes todos los juguetes donde buenamente puedes y mientras te diriges a abrir la puerta te vas quitando las gomas, las pinzas, la cera.... te vas acordando de la madre que parió a tu hija (que eres tú mismamente)... coges el telefonillo y preguntan “¿está Juan?”... ¿Juan?... ni Juan ni Pepe ni lexes... haga ud. el favor de informarse donde va antes llamar.

Y es que con la cybersumisión pueden pasar esas cosas... y muchas más que seguramente me he dejado en las teclas... y a ti... ¿qué cosas te han pasado?.

Con mis respetos,

arcilla

y el 25/0772006 publico:


Una de tangas
Y termina una placentera (o no) sesión... y tu Amo te dice "esta noche dormirás bien, trae un tanga"... y como es la primera vez que tu Amo va a ver tu lencería... traes el más pequeño, el que tiene más encajes, el que tiene el hilo más fino... y entonces te dice: "ponte el tanga hasta las rodillas, introduce el vibra en tu culito al máximo de potencia y subete la tanga para que no se caiga... esta noche dormirás así y recuerda que TIENES PROHIBIDO CORRERTE".

Vale, bien, hasta ahí todo perfecto... cierras sesión, apagas el pc y te vas a la cama. Por el camino... el vibra se escapa del hilo que lo sujeta intentando salir... cuando no lo hace por la derecha, lo hace por la izquierda... tu vas andando apretando el culo como puedes e intentando que no se salga... es tu primera noche así y no controlas.

Cuando llegas a la cama, por inercia y por costumbre te sientas de golpe... ¡hasta las amigdalas te llega el vibra!... eso si, aprovechas para colocar bien el hilo y que no se salga y tumbarte con cuidado... y a dormir.

¿Dormir  ? juassssssss... en el silencio de la noche te dá la sensación que el vibra se oye hasta en Sebastopol... si duermes boca arriba... parece que el vibra adquiere más potencia... si duermes boca abajo te pasan dos cosas... por un lado, tienes miedo de que se salga y como no sabes si es normal o no y encima no sabes las "consecuencias" de que eso ocurra, pasas la mitad de la noche asegurandote de que está bien dentro, con lo que tú sola te estas "follando" con una suavidad que unida a la vibración te vuelve loca... por otro lado... cada vez que te mueves, tienes que reajustar el hilo, que parece que descubre nuevos sitios por donde meterse.

¿Dormir?... ¿es que las pilas no se acabarán nunca?... ¿y cómo co.ones haces para parar la excitación?????... al final, el agotamiento te vence, y caes en una especie de duerme vela... de la que te despiertas de inmediato sobresaltada cuando te das cuenta que... ¡SE TE HAN ACABADO LAS PILAS!... y como eres consciente de que ha ocurrido... se las cambias y vuelta a empezar... a eso mi Amo le llama... dormir bien.

Bueno, bueno, bueno... ¿y que pasa cuando tienes que dormir con el vibra en tu sexo????... primero, tienes que subirte la tanga lo más arriba posible para que lo sujete bien y... zassssssssssssss... tan fuerte te lo has subido que el vibra ha agujereado el tanga y el vibra se vé por enmedio del agujero a modo de arnés... ante el descojono de tu Amo. Vuelta a ir por la casa desnuda, sujetando el vibra con las manos para que no se salga, porque tu Amo te ha ordenado que no tardes en traer otro tanga... y no traes uno... ni dos... has metido la mano en el cajón y te has traido todos los que tienes.

Solucionado el percance... a la camita a dormir... jejejejejejejejeje... ¿dormir????... vamos ni de coña... esta vez, cuando te acuestas boca abajo, el clítoris no deja de frotarse con el colchón... ¿será rebelde  ?... y encima, una que tiene una imaginación digamos... "viva"... se pone a funcionar JUSTO en ese momento... para "ayudar" al vibra en su tarea "relajante"... de hacerte dormir.... "bien".

Y es que... cuando mi Amo dice... "esta noche dormirás bien"... ya sé que será placentero... perverso... pero lo de "dormir"... eso es otro cantar .

Con mis respetos,

arcilla


y unos buenos consejos!!!

Publicado por piel{DR} 24/07/2006


Felicidades arcilla, no podías hacer una mejor descripción, y que tal cuando ya todo esta a punto, cuando estas por correrte y zas se va la luz, o el internet? o cuando te quedas con pinzas puestas y Él se queda sin conexión?. Pero creo que has descrito la parte digamos "simpatica" de la cyber sumisión, hay que hablar también de los accidentes que pueden ocurrir por hacer lo que se te ordena. Si me lo permites y tomando como base tu hilo, transcribo un mensaje que hice hace tiempo sobre estos accidentes.

Mi manera de conocer el BDSM fue de manera cyber, y como muchos de nosotros si saber nada sobre las practicas, sobre que podía y que no podía hacerse de manera cyber, simplemente con la “confianza” de que quien te guiará del otro lado sabría lo que está haciendo. Hoy después de año y medio de practicar de esta manera el BDSM, he aprendido muchas cosas, sobre las practicas nada recomendables para realizar por este medio, cuales hacerse con todas las reservas del mundo, pero sobre todo, lo más importante, no importa lo que te diga la persona que está del otro lado debes confiar en tu instinto y en tu buen juicio, sin en ese momento tu buen juicio te dice “espera, no lo hagas”, por favor haz caso, porque la otra persona, quien está del otro lado del Pc. No estará ahí para auxiliarte en caso de algún accidente, eres tú la encargada de cuidar por tu seguridad y bienestar.

Penetraciones con objetos, ya sea vía vaginal o anal, suena como algo seguro, como algo inofensivo, pero recuerda que en el momento la “excitación” no te permitirá estar del todo alerta, no intentes hacerlo con objetos que al verlos te parezcan demasiado grandes, por algo lo ves de esa manera, esto te evitará problemas, tales como un desgarre, que probablemente te hará pedir ayuda médica. ( Nada más penoso que tratar de explicarle a un médico como te desgarraste).

El uso de cera. La cera parece del todo inofensiva, en cuanto a que tu regulas como caen las gotas y de que manera, pero como recomendación, no lo hagas con las uñas largas y pintadas, estas se prenden. Recordemos que en el momento de hacerlo no todos tus sentidos están del lado de tu seguridad.

Bondage. A parte de tener tijeras a la mano, es peligroso practicarse bondage por sí misma de manera “fuerte” ósea demasiado apretado, esto puede causarte que tu circulación se detenga, probable rompimiento de un vasito, en caso de bondage de senos, que te puede causar daños serios. Si en una de esas vez que por el pezón comienza a salir gotitas de sangre, para de inmediato, corta o quita las cuerdas y asegurate que no haya daños mayores.

Auto bondage de senos, aunque eres tu quien controla la fuerza de la atadura y probablemente lo hagas suavemente, puede darse el caso que te dejes llevar por la emoción, nada más vergonzoso que la cuerda caiga a los tres minutos de puesta y que por eso le apliques mayor presión, primero si no deseas marcas, usa retazos de tela, para evitar que la cuerda te marque.

En todo este tiempo he escuchado un sin número de ordenes, algunas proporcionadas y otras tantas que suenas y son una locura para ejercerse por sí mismo.
Algo muy, pero muy importante, si te decides a tener una sesión cyber, con cam y todo asegurate de tener confianza en la persona que está del otro lado, es muy triste y desagradable darte cuenta que esa sesión fue grabada y después el video repartido por ahí. Hay que proteger ese derecho a intimidad, ese derecho a ser respetada, y no dar pie para que nadie pueda violarlo sin que puedas hacer nada. Es mejor evitar, aunque esto suene alarmante, no lo es, hay quienes se dedica a hacer este tipo de cosas. Quien solo de verte, a los 15 minutos te está convenciendo de tener una sesión cyber, seguramente no es Amo, seguramente solo desea satisfacer un momento de “calentura”.

Agujas. Nada más inseguro que practicar con agujas, por más que te digan del otro lado que te dirán como hacerlo para que no ocurra nada, piensalo 10 veces antes de decir que si, el uso de agujas es delicado y solo gente preparada puede hacerlo.

Las velas de color, queman un poco más que las blancas, a quien sea de piel muy blanca seguro le dejaran marquitas por más de dos días.

Las pinzas o broches para la ropa, de preferencia usarlos de madera y lijaditos, los de plástico, con esas hendiduras, pueden abrir la piel, en ese caso usar hielo y después crema humectante frecuentemente en esa zona.

piel{DR}

No hay comentarios:

Publicar un comentario